Escúchenos en línea

Claman justicia por desaparecidos de guerra civil en Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencias. | 20 de Mayo de 2010 a las 00:00
Familiares de 183 guatemaltecos desaparecidos cuyos nombres figuran en un diario militar, que reseña la estrategia contrainsurgente en la guerra civil (1960-1996), exigieron este jueves justicia y saber su paradero para darles sepultura digna. "Hace once años fue descubierto el diario militar y hasta el momento el Ministerio Público ha sido incapaz de iniciar un solo proceso" de investigación de los desaparecidos, lamentó la activista Aura Elena Farfán, cuyo hermano Rubén fue secuestrado por el Ejército en 1984 y desapareció. El diario militar salió a luz un 20 de mayo de 1999, luego de que el gobierno de Estados Unidos desclasificara documentos, y detalla el destino de 183 guatemaltecos, incluidos dos menores, de 10 y 16 años. Este archivo se ha convertido en uno de "los más trascendentales en materia de violaciones a los derechos humanos a nivel latinoamericano, ya que es el único caso de desaparición forzada que cuenta con un documento probatorio de inteligencia militar que evidencia las operaciones sistemáticas", agregó. "En el diario se encuentran los nombres y apellidos de quienes se los llevaron, donde los secuestraron y torturaron y cual fue su destino", precisó Farfán, tras asegurar que seguirá buscando a su hermano para "terminar con esta incertidumbre y poder darle una sepultura digna". Una denuncia fue interpuesta en la Fiscalía un día después de que el diario se hizo público, pero ante los nulos avances en 2005 fue elevada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, que en julio podría decidir si traslada el tema a la Corte Interamericana, en San José. "Han pasado más de 25 años y nos siguen negando justicia. Fueron detenidos y desaparecidos por tener una gran sensibilidad humana ante la injusticia, falta de estado de derecho y por ello fueron catalogados como enemigos del Estado", dijo Margarita Gudiel, cuyo hermano Miguel corrió la misma suerte que el de Farfán. La anciana Jesús Palencia no pierde las esperanzas de encontrar a su primogénito Alfonso Alvarado, secuestrado y desaparecido el 31 de enero de 1984 en la capital, cuando varios hombres lo introdujeran a la fuerza a un vehículo militar. "Todos los días iba a la Verbena (cementerio) para saber si estaba entre los XX (sin identificar), pero nada, también fui al Ejército y me maltrataron (con palabras soeces)", dijo Palencia, de 80 años, a la AFP. "Desde hace dos años (Palencia) está muy enferma por todo esto", dijo su hija Blanca. "Mi papá ya no podrá saber si encontraremos a mi hermano porque murió hace 16 años por tristeza", lamentó. La guerra civil en Guatemala dejó 200.000 muertos y desaparecidos, según un informe de 1999 auspiciado por la ONU.

Descarga la aplicación

en google play en google play