Escúchenos en línea

Dañadas los bordes de los cinco ríos principales de El Salvador

San Salvador. elsalvador.com | 3 de Junio de 2010 a las 00:00
Las probabilidades de inundación son "inmediatas" en las zonas aledañas a los cinco ríos más grandes del país: Goascorán (La Unión), Grande (San Miguel), Lempa (Chalatenango), Jiboa y Paz (La Paz), aseguró el director de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres, Jorge Meléndez, tras explicar que las bordas de todos ellos están dañadas a raíz de la influencia de la tormenta tropical Agatha sobre el territorio nacional. Desde Costa Rica y Nicaragua, una onda tropical se avecina a El Salvador y se espera afecte de lleno al país a partir de mañana, según las estimaciones del ministro de Medio Ambiente, Hernán Rosa Chávez, pero las torrenciales lluvias ya empezaron a sentirse en Usulután y en la zona central del país. Alrededor de las 12:40 de este mediodía, en el cantón El Palmital, del municipio de Ozatlán (Usulután), se registró un desbordamiento, luego de que lloviera durante una hora y media; esto ha provocado una situación de incomunicación vial; y en Puerto Parada, también en el departamento de Usulután, las personas evacuadas por Agatha estaban regresando a sus hogares, pero han regresado a los albergues, informó Protección civil. La peor parte, sin embargo, la padecieron los vecinos del caseríos El Zapotal, aledaño al cerro La Burrera, situado en el municipio Ojos de Agua (Chalatenango), donde ya se registraron tres deslizamientos de tierra desde el fin de semana que se presentó el fenómeno de la tormenta tropical. "Esto no requiere vivir con temor, pero sí con las medidas adecuadas", manifestó Meléndez. Rosa Chávez, no obstante, aseguró que "cualquier lluvia intensa puede representar un peligro real". Protección Civil asegura que la vulnerabilidad del país es más alta ahora, porque sumados a los recientes daños provocados por Agatha aun hay remanentes de la tormenta tropical Ida (noviembre 2009). Estragos de Agatha El ministro de Agricultura y Ganadería, Guillermo López Suárez, hizo énfasis en que las cifras que manejan en cuanto a pérdidas aun son "preliminares", ya que no será hasta que se evalúen los informes sobre estimaciones de cosecha, en los próximos dos meses, que se conocerán las reales. El colapso parcial de las bordas cuantifica una pérdida de $1.8 millones, mientras que la construcción de obras en la desembocadura del Jiboa representa otros $150 mil, según el MAG. Por otra parte, la inversión que deberá hacerse en los distritos de riego de Zapotitán (La Libertad), Atiocoyo Norte y Sur (Nueva Concepción, Chalatenango) y Lempa-Acahuapa asciende a $1.2 millones. Agricultura y Ganadería también cifró en $964 mil las pérdidas en cosechas de maíz y arroz granza; en $955 mil, hortalizas y frutas; y las manzanas de café que afectadas por deslizamientos son un total de 37, lo que equivale a $11 mil. Finalmente, el sector portuario reportó muertes de ganado bovino y aves por un valor de $336 mil. El MAG estima que se han perdido 5.7 millones de dólares en total.

Descarga la aplicación

en google play en google play