Escúchenos en línea

Minera EEUU no cumple y quiere indemnización de El Salvador

San Salvador. Acan-efe. | 4 de Junio de 2010 a las 00:00
Los daños que la compañía canadiense Pacific Rim alega por no haberle autorizado la explotación de una mina no son causados por El Salvador, sino por la decisión de la minera de "no cumplir" con los requisitos, declaró uno de los abogados defensores del país centroamericano a la prensa local. "Lo que nosotros encontramos es que había otros dos requisitos que no tenían nada que ver con el permiso ambiental y que ellos no habían cumplido", dijo al Diario de Hoy el abogado Luis Parada, de la firma que representa al país ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial. Pacific Rim, de origen canadiense pero con inversionistas estadounidenses, demandó a El Salvador por negarle el permiso para explotar la mina El Dorado, en el norte del país. Exige al Gobierno salvadoreño una indemnización de 100 millones de dólares por no darle la licencia para extraer oro y plata, luego de la inversión que ha hecho en exploración. El Estado salvadoreño presentó una objeción por considerar que la demanda de Pacific Rim, que lo acusa de violentar sus derechos al negarle licencias de explotación minera, carece de fundamento. "La demanda se fundamenta en que el Ministerio de Medio Ambiente nunca aprobó ni rechazó el estudio de impacto ambiental presentado en 2004 y que sin ello no podían obtener la concesión de explotación minera de parte del Ministerio de Economía", indicó Parada, en una entrevista publicada hoy. Parada señaló que aunque Pacific Rim "tuviera el permiso del Ministerio del Medio Ambiente, había otros requisitos que no se cumplieron". "Los daños que ellos alegan haber sufrido no son causados por El Salvador, sino por sus propias decisiones de no cumplir con esos requisitos. El problema es que ellos querían seguir explorando y seguir sacando otras minas con una sola concesión", agregó. Detalló que la Ley de Minería en El Salvador establece que una compañía que solicita una concesión de explotación debe ser propietaria o tener autorización de los dueños sobre toda la superficie del terreno y, en este caso, Pacific Rim solo tenía propiedad o permiso sobre 1,6 de los 12,75 kilómetros cuadrados que pedía. Parada estimó que el tribunal tomará una decisión en la primera semana de agosto y puso en duda de que en caso de que el país tenga éxito en esta etapa, la minera quiera continuar con el caso. Admitió, sin embargo, que "es difícil ganar en esta etapa preliminar". "Es la primera vez que se hace una objeción en un arbitraje CAFTA (Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y la República Dominicana con EE.UU.). Se han hecho dos en otros casos y no han tenido éxito, porque en esta fase el tribunal está obligado a asumir como ciertas todas las afirmaciones que haga la parte demandante; el campo de batalla está inclinado a favor del demandante", puntualizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play