Escúchenos en línea

Plantón en demanda de dimisión de fiscal general guatemalteco

Ciudad Guatemala. Acan-efe. | 8 de Junio de 2010 a las 00:00
Activistas de derechos humanos, encabezados por la premio Nobel de la Paz de 1992, Rigoberta Menchú, se plantaron este martes frente a la Casa Presidencial para exigir al presidente de Guatemala, Álvaro Colom, la destitución del fiscal general, Conrado Reyes. Alrededor de un centenar de activistas de organizaciones humanitarias y de la sociedad civil se manifestaron en el lugar para demandar a Colom "la inmediata destitución del fiscal", al que el jurista español Carlos Castresana acusó de tener vínculos con "estructuras paralelas del Estado". "Venimos a exigir al presidente la destitución del fiscal y a las Naciones Unidas el nombramiento de otro comisionado contra la impunidad que sea idóneo para Guatemala", dijo Menchú en una intervención pública antes de que los manifestantes se desplazaran hasta la sede de la Corte Constitucional. Por segundo día consecutivo, los activistas llegaron a la Casa Presidencial, donde ayer se reunieron con Colom y se han unido a la exigencia de Castresana, quien tras renunciar ayer a la dirección de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), pidió a Colom la destitución de Reyes. Según Castresana, Reyes "no es la persona que Guatemala se merece", debido a que representa intereses de grupos vinculados al crimen organizado. Reyes fue elegido por Colom como fiscal general y jefe del Ministerio Público hace 15 días, dentro de una terna de seis candidatos propuestos por una comisión de académicos y juristas. La premio Nobel de la Paz de 1992 hizo un llamamiento al pueblo de Guatemala para que tome en sus manos "el destino de la justicia". "Tenemos una voz moral, una lucha histórica para incidir en esta coyuntura que es como un parteaguas para Guatemala que necesita demostrar su lucha contra la impunidad", sostuvo. Por su parte, Norma Cruz, de la Fundación Sobrevivientes, manifestó que los señalamientos de Castresana en contra del fiscal general "es algo muy grande". "Si ahora no decimos un alto a estos grupos, ellos pueden ganar las próximas elecciones", aseveró y anotó que "como guatemalteca siento vergüenza y debemos cerrar filas contra el crimen y la impunidad". Mientras que Mario Minera, del Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos (Caldh), sostuvo que "existen suficientes razones para pedir la destitución del fiscal general" para que el sistema de justicia funcione en beneficio de las mayorías. Minera denunció que desde la llegada de Reyes al cargo hace 15 días "han comenzado a destruir expedientes de denuncias de genocidio". "Ante eso no podemos callar", agregó.

Descarga la aplicación

en google play en google play