Escúchenos en línea

Procuraduría critica situación de derechos humanos en El Salvador

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 27 de Diciembre de 2006 a las 00:00
La delincuencia, la pobreza y la migración ilegal a Estados Unidos marcaron durante 2006 un panorama poco halagüeño en el respeto de los derechos humanos en El Salvador, consignó este miércoles un balance de la Procuraduría. El balance anual de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PPDH) indica que "la violencia y la delincuencia azotan a todas las clases sociales, sin que se vislumbren algunos signos reconfortantes de mejoras cercanas y realistas". Según un informe del recién creado ministerio de Seguridad y Justicia, hasta el pasado 18 de diciembre se registraron 3.639 homicidios en El Salvador, cifra ligeramente inferior a la del mismo período de 2005 en que se reportaron un total de 3.778 homicidios. "Si bien es cierto que se ha reducido la información de impacto en los medios de comunicación, en cuanto a crímenes y masacres, esto no significa que en realidad estén disminuyendo los delitos y que se avance seriamente en el combate a la impunidad y a la delincuencia", subraya el balance firmado por la Procuradora Beatrice Alamanni. En noviembre pasado, para evitar hacer "apología" de la violencia, periodistas y empresarios de los principales medios de comunicación del país acordaron no exhibir la crudeza de los crímenes perpetrados por las pandillas y otras manifestaciones de delincuencia. El ente humanitario señaló además que "demasiados salvadoreños y salvadoreñas emigran sin cesar en forma improvisada, insegura e ilegal" hacia Estados Unidos, debido a que "las condiciones de vida y las oportunidades de trabajo para la mayoría de la población son inadecuadas e inaceptables". Según informes de diferentes entidades, un poco más 400 salvadoreños emigran a diario en forma ilegal –vía terrestre– con el fin de llegar a Estados Unidos donde esperan encontrar un empleo digno. En Estados Unidos viven unos 2,5 millones de salvadoreños, quienes con el envío de sus remesas a familiares mantienen a flote la economía dolarizada de este país centroamericano. "Hay todavía demasiados niños y niñas que viven en hogares disgregados, trabajando como adultos y con pocas esperanzas para el futuro. La brecha entre extrema pobreza y excesiva riqueza no disminuye y pone en tela de dudas la posibilidad real de lograr aquella paz social que todos parecen anhelar", enfatiza la PPDH. En ese sentido, la Procuraduría advierte que "la paz social se basa y se construye a través de la justicia y del cumplimiento de las grandes promesas constitucionales". La Procuradora hace un llamado a los salvadoreños a "cuidar la democracia" y a demandar que se "fortalezca el Estado de Derecho", del cual asegura "son responsables en primera instancia las instituciones públicas, las cuales deben convertirse al cumplimiento estricto de la Constitución y de los DDHH".

Descarga la aplicación

en google play en google play