Escúchenos en línea

Ex guerrilla guatemalteca no conmemorará décimo aniversario de la paz

Agencia AFP. Desde ciudad Guatemala. | 28 de Diciembre de 2006 a las 00:00
La ex guerrilla guatemalteca no celebrará el décimo aniversario de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a 36 años de guerra el 29 de diciembre de 1996, por considerar casi nulos los avances en los compromisos adquiridos, informó este jueves una fuente de la agrupación. "No participaremos en ningún acto oficial porque consideramos que a 10 años de la paz los resultados no son los esperados", afirmó a la AFP la otrora comandante de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG, ahora partido político), Alba Estela Maldonado. "Es cierto, ahora hay más apertura política y respeto a los derechos humanos que durante la guerra, pero los cambios estructurales no se han dado, los males que crearon el conflicto sigue presentes", lamentó. Aseguró que lo plasmado en los acuerdos de paz no eran "cambios radicales, sino que se busca el desarrollo social, que se combata la pobreza, pero los tres gobiernos que han estado en el poder no han cumplido". A criterio de Maldonado, más conocida como la comandante Lola, los gobiernos de los ex presidentes Alvaro Arzú (1996-2000, quien firmó la paz), Alfonso Portillo (2000-2004) y el actual, de Oscar Berger, sólo han beneficiado al sector empresarial con privatizaciones y concesiones. Además, criticó a Berger por haber ratificado el año pasado el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, pese a la fuerte oposición de diversos sectores sociales. El gobierno de Arzú y la URNG firmaron el 29 de diciembre de 1996 los Acuerdos de Paz para poner fin a más de tres décadas de enfrentamiento armado, que dejó un saldo de 200.000 muertos o desaparecidos, según un informe auspiciado por las Naciones Unidas.

Sin posibilidades de llegar al poder

Tras la firma de la paz, la ex guerrilla está sumida en disputas internas que la debilitan y la alejan de su objetivo de alcanzar el poder por medio de las urnas. Las pugnas en lo interno de la otrora URNG, convertida ahora en partido político, llevó a que en las elecciones presidenciales de 2003 participaran dos ex comandantes guerrilleros en distintos partidos políticos de izquierda. Maldonado reconoció a la AFP que el divisionismo ha perjudicado los intentos de fortalecer su partido político, pero aseguró que, a la vez, les ha servido para reconocer las debilidades y superar esas discrepancias en la unidad. En las elecciones generales del 2003, la URNG consiguió una escasa votación, poco más de 100.000 votos, que sólo le permitieron obtener dos de las 158 curules del Congreso. Ante ese panorama, el pasado 19 de octubre surgió el Movimiento Amplio de Izquierda (MAIZ), el cual buscará unir distintas fuerzas sociales, campesinas e indígenas para las elecciones generales de setiembre de 2007. "URNG es cofundador de MAIZ y el único partido registrado. Si se dan las propuestas correctas y acordes a las condiciones, estamos dispuestos a apoyar el nuevo proyecto de unidad", afirmó. Entre tanto, el dirigente humanitario Miguel Angel Sandoval, fundador de MAIZ, dijo a la AFP que con el nuevo movimiento esperan emular en Guatemala los procesos políticos que viven varios países de América Latina, como Bolivia, Ecuador, Argentina, Cuba, Venezuela y Brasil. "Ahora hay una nueva sinergia, una nueva alternativa de la izquierda que nos puede colocar con muchas posibilidades en el nuevo modelo que se vive en América Latina, por eso no nos preocupa el resultado anterior que en definitiva fue el saldo acumulado de errores", agregó. "Basta ya de derecha, ellos han estado en el poder desde hace 50 años y ya estamos hasta la saciedad de sus barbaridades, que solo incrementan la crisis en Guatemala", puntualizó. "Es necesario que todas las personas, agrupaciones sociales y políticas nos unamos para hacer los cambios que nuestra Guatemala requiere", indicó por su parte la delegada del sector de mujeres, Sandra Morán.

Descarga la aplicación

en google play en google play