Escúchenos en línea

Martinelli ajusta finanzas y desata la controversia en su primer año

Ciudad Panamá. Acan-efe. | 30 de Junio de 2010 a las 00:00
El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, cumple mañana un año en el poder con un amplio despliegue de ajustes en el terreno económico y más medidas aún en la lucha contra la inseguridad, un mal que no ha atajado, pero que ha supuesto controvertidas decisiones en materia de derechos. Una reforma fiscal en tres pasos y un fuerte paquete de medidas de inversión pública han marcado el rumbo de la política económica del Gobierno, que también ha limitado derechos en el plano laboral, mientras organizaciones sociales y la oposición le acusan de "autoritario" por no dar lugar al debate de sus decisiones. A pesar de ello, las encuestas siguen dando a Martinelli una aprobación de la ciudadanía de entre el 49 y el 65 por ciento según diferentes encuestadores, un porcentaje más elevado que el que presentaban Martín Torrijos, Mireya Moscoso y Ernesto Pérez Balladares a estas alturas. Para el analista y asesor del Gobierno en materia de tratados tributarios Domingo Latorraca este "es un gobierno, que contrario al anterior (de Torrijos), toma decisiones, mas allá de si son buenas o malas, y eso es algo que el país estaba reclamando". "El Gobierno ha hecho ajustes importantes para reforzar las finanzas públicas y ha tomado acciones muy significativas que se reflejan en las calificaciones de las tres calificadoras de riesgo", indicó Latorraca, en alusión al otorgamiento de grado de inversión por parte de Moody's, Fitch y Standard & Poors en los últimos meses. Eso y el trabajo para sacar a Panamá de la lista gris de paraísos fiscales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dan al país mejores perspectivas para la inversión en el futuro, dijo Latorraca, miembro del equipo negociador de acuerdos de doble tributación del Gobierno. El analista señaló que en el apartado negativo al Ejecutivo de Martinelli le ha faltado tener una mejor comunicación, la seguridad continua siendo un reto importantísimo y la administración de justicia es un desafío aún mayor. Una de las situaciones más controvertidas del Gobierno de Martinelli se han dado en este apartado. Durante el Gobierno de Martinelli se suspendió a la procuradora general -fiscal general-, Ana Matilde Gómez, por haber supuestamente permitido escuchas ilegales en un proceso de investigación, mientras el Gobierno tomaba medidas para impedir la suspensión o detención de policías investigados por la comisión de un delito. La lista de medidas en materia de seguridad ha incluido el aumento a 50 años de la pena máxima, la reducción de la edad penal a 12 años y la construcción de bases aeronavales para la lucha contra el narcotráfico en un país que no tiene Ejército. "No tengo palabras para describir lo frustrado que me siento, lo enojado que me siento, lo impotente", dijo Martinelli en marzo al reconocer el aumento de la inseguridad y la delincuencia en el país, mientras prometía una "guerra sin cuartel" contra el hampa. Esas decisiones han venido acompañadas de otras medidas controvertidas en otros terrenos como la tipificación con dos años de prisión el bloqueo "violento" -término que no ha caracterizado- de calles en manifestaciones y la exención del estudio de impacto ambiental cuando lo decida el gobierno. "Ha sido un año de constante retroceso en cualquier camino que pretendiese construirse para hacer de Panamá un estado constitucional", indicó a Acan-Efe el analista político y ex candidato a alcalde Miguel Antonio Bernal. Bernal descalificó la tarea del Gobierno por considerarlo un "choque frontal contra el sistema interamericano de Derechos Humanos al posponer la vigencia del sistema penal acusatorio -cuerpo legal que estaba listo para su aplicación cuando Martinelli asumió el poder-, y legalizar los asesinatos por los excesos que pueda cometer la Policía". En el campo económico, el ex candidato señaló que la reforma económica que ha previsto entre otros apartado un aumento del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA, en Panamá ITBMS), ha servido "para que los ricos se hagan más ricos". El sociólogo Raúl Leis considera que "ha habido avances en torno al modelo de crecimiento económico, que es de libre mercado, neoliberal, pero no ha habido una propuesta de desarrollo que vaya más allá". Señaló que medidas como la entrega de una pensión no contributiva de 100 dólares a las personas mayores de 70 años, una de las más populares de cuantas ha tomado Martinelli, "no son malas, pero el desarrollo es ir más allá, no es solo satisfacer carencias sino desarrollar potencialidades". En materia de seguridad interna, para Leis "priman las acciones punitivas de castigo y no hay un balance".

Descarga la aplicación

en google play en google play