Escúchenos en línea

Destapan corrupción de empresa china heredada por Arias

San José. nacion.com. | 3 de Julio de 2010 a las 00:00
Recursos de la construcción del nuevo Estadio Nacional se desvían desde hace al menos dos meses para el beneficio de un proyecto privado en La Sabana, denunció ayer la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) ante el Ministerio Público. Vehículos, mano de obra y materiales registrados exclusivamente para el Estadio Nacional han cruzado la calle hacia el proyecto Torres del Lago que construye la empresa Chinafecc Central America S. A., asegura la Cámara basada en decenas de horas de observación y seguimientos. Esa empresa es subsidiaria de la firma estatal china Anhui Foreign Economic Costruction Group (Afecc), a cargo de la construcción del Estadio Nacional que el Gobierno chino donó como parte del paquete de cooperación ofrecido a Costa Rica tras el acercamiento diplomático bilateral del año 2007. Así, el proyecto privado que construye Chinafecc podría estarse beneficiando con exoneraciones del Estado a materiales de construcción, carros con placa del Poder Ejecutivo, visados para trabajadores, todas estas concesiones dadas por el Estado por ser el Estadio Nacional un proyecto declarado “de interés público”. Chinafecc es la misma que anunció anteayer el fin de sus actividades comerciales en Costa Rica, dentro de dos meses, tras conocerse las presiones que su casa matriz ejerció sobre diplomáticos costarricenses para que aprobaran visas a obreros chinos. Esta mano de obra estaba presupuestada para el proyecto Torres del Lago, adjudicada a Chinafecc por parte del desarrollador, la empresa Palacio Oriental. Fotografías y actas notariales son las pruebas presentadas por la Cámara en la demanda interpuesta en el Primer Circuito Judicial de San José, sin identificar al responsable de estas supuestas irregularidades. Ayer no se logró obtener las explicaciones de Cai Lin, presidente de Chinafecc y gerente de Afecc. Su abogado, Fernando Suñol, dijo por la tarde que preferían referirse después de conocer a publicación de este medio. “Vamos a esperar para dar el descargo o la justificación, en caso de que la hubiere”, contestó el abogado Suñol. La demanda informa de que en Torres del Lago trabajan obreros de aparente origen oriental y con uniformes iguales a los que usan los constructores del estadio. De tratarse en realidad de trabajadores chinos, estarían operando de manera ilegal, pues la Dirección General de Migración y Extranjería certificó que hasta ahora se han otorgado únicamente los permisos para los obreros chinos correspondientes al Estadio Nacional, dice el oficio DTO-167-2010. También hay alusión a vehículos con placas del Poder Ejecutivo asignados al estadio, pues con frecuencia ingresan al campo de construcción de Torres del Lago, según consta en actas notariales. Se trata del camión placa PE 14-2400 y del PE 12-2413, ambos registrados como propiedad del Ministerio de Salud, entidad que en el gobierno anterior tuvo a cargo la coordinación de obras de nuevo estadio. Los notarios también registraron viajes de esos vehículos entre Torres del Lago y un plantel en Hatillo 1, donde se almacenan materiales para el estadio, lo que supone el acarreo de materiales.

Descarga la aplicación

en google play en google play