Escúchenos en línea

Reclamos a Chinchilla empujan privatizar telefonía e Internet

San José. nacion.com | 14 de Julio de 2010 a las 00:00
Los reclamos del sector empresarial lograron una reacción de las autoridades para la apertura del mercado de las telecomunicaciones, dos años después de la firma de la ley de telecomunicaciones, de atrasos administrativos, de reformas legales y abundantes choques entre instituciones. ‘Solo la ley nos puede trasladar’ ICE acuerda interconexión con tres competidores Hay ausencia de liderazgo, afirman empresarios La Presidencia, entidades del sector y operadores privados dieron ayer visos de consenso para concretar en los hechos el fin del monopolio del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) sobre servicios como telefonía celular, Internet y voz sobre IP. Marcas internacionales como Claro, Tigo, Cable & Wireless, Digicel y Telefónica alistan entonces sus estrategias de mercadeo para competir por cada cliente. Esas empresas concursarán en un cartel de licitación que se publicará en menos de seis semanas, anunció ayer el ministro de la Presidencia, Marco Vargas, en un intento porque el Gobierno no sea un espectador en la apertura de las telecomunicaciones. El Ejecutivo prometió un fuerte cabildeo entre todas las instituciones involucradas para intentar recuperar el tiempo perdido desde la firma de la ley de telecomunicaciones, en junio del 2008. Solo dos horas después de este anuncio, la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) admitió haber decidido ya publicar ese cartel a mediados de agosto. Lo dijo el presidente de su Consejo, George Miley, desde Perú, quien aseguró desconocer el anuncio hecho por Vargas. En la misma jornada, este martes, el ICE firmó los contratos para permitir que tres empresas se conecten a sus redes y den servicios nuevos de Internet y de telefonía sobre IP al público en general. Esta rúbrica se dio tras 11 meses de intensas negociaciones, pues las autoridades del ICE se negaban a ceder la conexión a las firmas Intertel Worlwide, Dodona SRL (Amnet) y BBG Global AG. Estas nuevas decisiones se toman cinco días después de que la Cámara de Infocomunicación y Tecnología envió a la Presidencia de la República una carta con fuertes críticas al proceso de apertura. “Por supuesto que han influido las críticas formuladas”, aceptó ayer Vargas tres semanas después de que la presidenta Laura Chinchilla dijera que no aceptaría presiones para instalar en Zapote una instancia paralela para impulsar el proceso de apertura. Vargas aseguró ayer que, por acuerdo del Consejo de Gobierno, asume ya una intensa coordinación entre la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), la Sutel y el ICE. También están involucrados el Ministerio de Ambiente y Energía (Minaet) y el de Ciencia y Tecnología (Micit), pues el primero ha ejercido como rector de las telecomunicaciones y lo traspasaría al segundo mediante un proyecto de ley que presentará el Gobierno en agosto. “Si coordinamos y ponemos a hablar a las diferentes instituciones, si logramos desaparecer los roces, haríamos una contribución enorme y nos permitiríamos plantearnos la meta de agosto (para sacar el cartel)”, dijo ayer Vargas. La apertura del mercado de las telecomunicaciones es una tarea pendiente desde que el Congreso ratificó la ley que acabó con el monopolio del ICE, como parte del Tratado de Libre Comercio.

Descarga la aplicación

en google play en google play