Escúchenos en línea

Funes veta decreto para obligar leer la Biblia en escuelas

San Salvador. Notimex. | 28 de Julio de 2010 a las 00:00
El presidente salvadoreño Mauricio Funes vetó el decreto legislativo que obligaría a los estudiantes de escuelas públicas a leer la Biblia, por considerar que viola la libertad de culto plasmada en la Constitución del país. El mandatario devolvió el martes a la Asamblea Legislativa el decreto que aprobó el pasado 1 de julio, señaló la Presidencia en un comunicado de prensa. Funes explicó a los diputados que la lectura del libro sagrado "no puede hacerse de manera obligatoria, primando el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, además del respeto a la libertad de conciencia y de culto, entre otros aspectos". Además, Funes aclaró que en los próximos días se dará la discusión desde el Ministerio de Educación, así como a través de la elaboración de propuestas, asesoría y "participación de distintos sectores de la sociedad, que atiendan la necesidad de consolidar una cultura de paz". "El presidente vetó el decreto legislativo 411 por razones como: violación al artículo 25 de la Constitución, que garantiza el libre ejercicio de todas las religiones", indicó el comunicado. También se viola el artículo 55 "según el cual, son los padres los que tienen el derecho de decidir la educación de sus hijos", apuntó. La mayoría de legisladores de los partidos de oposición aprobaron el polémico decreto con el objetivo de ayudar a controlar la ola delincuencial que vive el país, aumentando valores a los jóvenes. La Iglesia Católica pidió al mandatario en forma reiterada vetar el decreto al señalar que además de violar la Constitución, generaría más violencia en las escuelas ya que los alumnos y sus familias profesan diferente religión y no sabrían cuál Biblia se leería. Los líderes de iglesias evangélicas aprovecharon el momento para solicitar al gobierno que no vetara la lectura bíblica, lo mismo que algunos partidos como la Gran Alianza Nacional (Gana) que se unieron a estas congregaciones religiosas. Sin embargo, la mayoría de la población salvadoreña, que es católica, desaprobó lo sancionado por el Congreso.

Descarga la aplicación

en google play en google play