Escúchenos en línea

Desalojan a indígenas que estaban en Congreso de Costa Rica

San José. Acan-efe. | 10 de Agosto de 2010 a las 00:00
La policía costarricense desalojó por la fuerza este martes a 30 indígenas que se encontraban en el Congreso desde el lunes para exigirle a los diputados que discutan un proyecto de ley que les daría mayor autonomía y que tiene 17 años de estar atascado sin que se apruebe. Además, el presidente de la Asamblea Legislativa, el oficialista Luis Gerardo Villanueva, ordenó hoy impedir el acceso del público al Congreso, incluida la prensa. Esperanza Jurado, una de las indígenas que forma parte de la protesta, explicó a Acan-Efe que el desalojo ocurrió a las 02.00 hora local (08.00 GMT), y que se hizo de manera violenta, con empujones, golpes y amenazas. Jurado indicó que el grupo llegó ayer al Congreso, en el marco del día Internacional de los Pueblos Indígenas, para pedirle que al menos discutan el proyecto, ya sea para aprobarlo o archivarlo, pero que ante la negativa de los diputados, como medida de presión, decidieron quedarse a pasar la noche en un salón del edificio. Un diputado del opositor Frente Amplio, José María Villalta, confirmó a Acan-Efe que la orden de desalojo la dio Villanueva a pesar de que los indígenas estaban acompañados de algunos diputados. Varios periodistas intentaron hoy por la mañana ingresar al Congreso, sin éxito, pues los guardias de seguridad les indicaron que la entrada estaba prohibida, aunque los diputados sí se encontraban en sus oficinas. Villalta detalló que la Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas es necesaria para cumplir con el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que fue ratificado por Costa Rica en 1992, pero que no ha habido en casi 18 años voluntad política para aprobarla. El proyecto daría mayor autonomía a los pueblos indígenas para la administración de sus tierras, las cuales serían inalienables e intransferibles, además de reconocer su sistema de justicia y establecer patentes indígenas para su medicina natural. Para que el proyecto fuera conocido en el Plenario en este momento, tendría que ser convocado por el Ejecutivo, pues el Congreso se encuentra en periodo de sesiones extraordinarias, para ventilar únicamente los proyectos enviados por el Gobierno. La presidenta del país, Laura Chinchilla, descartó hoy que el Ejecutivo convoque la ley indígena, argumentando que el Gobierno envió la agenda de asuntos prioritarios a la Asamblea Legislativa. Chinchilla añadió que otra razón para no convocarlo es que se trata de un proyecto polémico, sobre el cual no hay consenso entre los diputados, y que no quiere "empantanar" el trabajo del Legislativo. La mandataria afirmó en rueda de prensa que más bien, hará una serie de consultas a instituciones sobre el contenido de esa ley, pues su última revisión se dio hace diez años. "Nos tomaremos el tiempo que sea necesario para que las instituciones lo analicen. Está bien que las minoría defiendan sus derechos pero no podemos descuidar los intereses de desarrollo de toda la población", dijo. No obstante, todas las bancadas, menos el oficialista Partido Liberación Nacional (socialdemócrata), han confirmado su apoyo a presentar a debate la ley. Por ahora, los indígenas se mantienen en un parque aledaño al Congreso y han afirmado que no se irán hasta tener un respuesta de los diputados.

Descarga la aplicación

en google play en google play