Escúchenos en línea

Lluvias dejan un muerto y tres desaparecidos en Honduras

Tegucigalpa. Agencias. | 16 de Agosto de 2010 a las 00:00
Un muerto, tres desaparecidos y 160 evacuados, así como el daño de una vía de gran circulación de la capital, es el saldo de los aguaceros que cayeron la tarde del domingo en Tegucigalpa, confirmaron este lunes los organismos de socorro en un informe preliminar. La víctima mortal fue una vendedora de los mercados del centro de Tegucigalpa que fue arrastrada por la creciente de la quebrada El Sapo, que inundó 15 negocios, según el informe de los bomberos. Los desaparecidos son un hombre que circulaba en una motocicleta, que cayó en un abismo que se abrió en el Bulevar Fuerzas Armadas, al noroeste de la ciudad; en tanto los organismos de socorro tenían versiones encontradas sobre la desaparición de dos niños, o de un niño y un adulto. El ministro de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, Miguel Pastor, anunció que "el Bulevar Fuerzas Armadas está cerrado a la altura de Metromall y a la altura de la colonia 21 de Febrero", un tramo de unos 10 km. El Anillo Periférico y el Bulevar Fuerzas Armadas son los dos anillos fueron concebidos para descongestionar la ciudad que posee el 60% del parque vehicular de Honduras, de un millón de automóviles. La interrupción de esa vía, que podría ser habilitada en unos cinco días, ocasionará graves problemas en el tránsito, sobre todo a los viajeros hacia San Pedro Sula, la segunda ciudad del país. El portavoz de los bomberos, Oscar Triminio, dijo a la AFP que media hora de lluvias dejaron 160 personas evacuadas en la zona de Zapote Centro, y 40 en la colonia 21 de Febrero, ambas al noroeste de la ciudad, en tanto decenas de viviendas fueron destruidas o dañadas. El ministro de Educación, Alejandro Ventura, anunció la interrupción de las clases en escuelas ubicadas en las zonas afectadas, en tanto señaló que la propia cartera resultó inundada en la primera de sus tres plantas. Las autoridades hondureñas se encuentran preocupadas por los efectos de las lluvias que arrecian como consecuencia del fenómeno climático 'La Niña' que deja saturado el subsuelo. El invierno, que comenzó en mayo, se prolongará hasta fines de diciembre con alto riesgo de que azoten tormentas tropicales y huracanes. Organismos de socorro y autoridades señalan que 300.000 habitantes de la accidentada topografía de la capital hondureña viven en áreas de riesgo, sobre un total de un millón de residentes.

Descarga la aplicación

en google play en google play