Escúchenos en línea

Criminalidad en Guatemala sigue siendo un dilema

Guatemala. Prensa Latina. | 29 de Octubre de 2010 a las 00:00
El presidente Álvaro Colom insiste enla disminución demuertes de guatemaltecos por hechos violentos, aunque datos recientes mencionan este viernes un repunte de esos hechos. Colom y su ministro de Gobernación, Carlos Menocal, presentaron a la opinión pública estadísticas para probar que de enero a septiembre de este año los asesinatos fueron 430 menos en relación con igual periodo de 2009. Para Menocal esos datos son alentadores y cifras de su cartera indican un promedio diario de 16 crímenes en Guatemala, frente a 18 el año pasado y 20 registrados en 2006. De acuerdo con el titular del Interior, esos resultados son producto de las políticas de prevención del delito, planes operativos y desarticulación de bandas. Además, recordó que la mayor parte de las muertes tanto en esta nación como en las restantes de Centroamérica están vinculadas a las actividades del narcotráfico. Según su declaración, cuatro de cada 10 asesinatos tienen que ver con ese flagelo, y de ellos la mitad son ejecuciones por ajustes de cuentas o negocios entre traficantes. Guatemala es el país del triángulo norte de la región con menor tasa de homicidios, dijo el funcionario, quien la fijó en 48 por cada 100 mil habitantes, mientras en El Salvador es de 70 y en Honduras de 65. Ni el mandatario ni el ministro se refirieron a un informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses sobre el incremento del promedio diario de hechos de ese tipo en las tres primeras semanas de octubre. En ese lapso sucumbieron por armas de fuego o blancas 302 hombres y 36 mujeres, lo cual elevó el índice de 14 a 17, datos basados en el número de necropsias realizadas por ese organismo, e incluso solo en una jornada fueron contabilizados 30 asesinatos. Sobresalen en ese período tres acciones independientes de personas armadas el pasado fin de semana, cuyo saldo de víctimas mortales en conjunto fue de 15. Al referirse a estas últimas, Menocal descartó una conexión entre ellas, de cuyas víctimas se supo incluyeron una bebé y cinco eran ciudadanos nicaragüenses de paso por el territorio nacional. En esos tres incidentes sólo hay coincidencias en cuanto al tiempo y a las formas de atacar, las cuales calificó como muy bien planificadas y demuestran alta pericia de los criminales para ejecutar a las personas con disparos en la cabeza o el pecho. Otras acciones que van siendo habituales en esta capital son las agresiones armadas en establecimientos públicos, de las cuales este mes suman tres con saldo total de siete muertos y 12 heridos. Teorías sobre los motivos apuntan a venganzas personales o lucha entre bandas de delincuentes rivales, pero igualmente se maneja la intención del crimen organizado por imponer un clima de terror entre la población.

Descarga la aplicación

en google play en google play