Escúchenos en línea

Aumento salarial, tema de la semana en El Salvador

San Salvador. Prensa Latina. | 6 de Noviembre de 2010 a las 00:00
El aumento salarial para los empleados públicos y de las pensiones anunciado por el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, concentró la atención del país esta semana. La exclusión sufrida durante siglos por los pueblos originarios cobro nuevamente relevancia, con la entrega la noche del viernes del Premio Nacional de Cultura a un destacado investigador de la lengua nahual, Jorge Lemus. En el parlamento, de 84 escaños, la propuesta de aumento de sueldos fue recibida con beneplácito por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que cuenta con la mayor bancada, con 35 puestos. Los partidos de derecha se mostraron favorables a la iniciativa y sólo la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) ha lanzado veladas críticas, aunque no descartó aprobar el alza de sueldos. Hasta el momento, sólo las cúpulas empresariales han censurado la iniciativa gubernamental, con argumentos como que aumentará el déficit fiscal o demandar que esos fondos se destinen a promover la inversión y el empleo. Funes refutó esas críticas el jueves durante la firma de convenios de préstamos por 140 millones de dólares para financiar la construcción de 25 mil viviendas para los sectores populares durante su mandato (2009-2014). Francamente, creo que se está politizando este acto de justicia que ha adoptado mi gobierno, afirmó. Por ello -agregó-, pediría a los directivos de esas gremiales que analicen estas medidas con ojos de salvadoreños que quieren a su patria y a su pueblo y no con el fin de llevar agua para los molinos de uno de los partidos políticos. De ser aprobados los aumentos, como se espera en medios políticos, aunque aún no está fijada la fecha del debate, estos entrarán en vigor a partir del 1 de enero próximo. En tanto, tras recibir el Premio Nacional de Cultura el investigar Lemus recordó la opresión sufrida durante siglos por los pueblos originarios y el etnocidio al que fueron sometidos tras la rebelión campesina de 1932. Agregó que incluso esa persecución los condujo a negar su identidad como pueblo y en el censo de 2007, sólo el 0,02 por ciento de los salvadoreños se reconoció como indígenas. En el acto, el presidente Funes ratificó su política de buscar una sociedad más inclusiva y de oportunidades para todos, principalmente para los excluidos históricamente.

Descarga la aplicación

en google play en google play