Escúchenos en línea

Lluvias dejan nueve mil damnificados en Panamá

Ciudad Panamá. Agencia DPA. | 13 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Las intensas lluvias que azotan a Panamá elevaron a más de 9.000 la cifra de personas afectadas, confirmó el lunes el vicepresidente y canciller panameño, Juan Carlos Varela, al divulgar un informe de la situación de emergencia en la selvática provincia de Darién, limítrofe con Colombia. Varela lamentó el desastre causado por el desbordamiento de los ríos Chico y Chucunaque, cuyas aguas embravecidas cubrieron este domingo a la población ribereña de Yaviza, en Darién. La rápida crecida fluvial causó estragos en oficinas provinciales del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, la Autoridad Nacional del Ambiente, la Comisión Binacional para el Gusano Barrenador y en la sede del Servicio Nacional de Fronteras, que quedaron sumergidas. Varela afirmó que los organismos de socorro se movilizan frente a la catástrofe, e instó a la población a contribuir con el suministro de vituallas a favor de familias que lo han perdido todo y necesitan un fuerte respaldo para la reorganización de sus vidas. Las palabras del vicepresidente y canciller fueron corroboradas con vistas fílmicas de Telemetro, en las que se observaba el desarrollo de operaciones de rescate con el auxilio varios de botes inflables del Servicio Nacional de Protección Civil (SINAPROC). Varela señaló que unidades de la Policía Nacional, el Cuerpo de Bomberos, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y el Despacho de la Primera Dama han coayudado a favor de los damnificados, quienes perdieron sus casas, crías de animales y cultivos. Las intensas lluvias azotaron a extensa áreas en las provincias de Colón, Darién, Panamá y la caribeña comarca indígena de Kuna Yala, y son consideradas entre los perores calamidades registradas en los últimos 100 años en este país. Millares de personas en otras zonas que no fueron golpeadas directamente por las precipitaciones han resentido el impacto de las inundaciones a través de la escasez de agua potable y alimentos, y cortes en el suministro de electricidad. Asimismo, el cierre del Puente Centenario, sobre el Canal de Panamá, afectó la comunicación terrestre entre la capital panameña y el interior de este país, en especial en el transporte de miles de pasajeros en autobuses y la movilización de camiones repletos de carga. La clausura del paso vehicular fue ordenada por autoridades del Ministerio de Obras Públicas, debido al colapso de las losas de la vía de acceso al puente, a causa del efecto devastador de lluvias.

Descarga la aplicación

en google play en google play