Escúchenos en línea

Cientos de campesinos hondureños desalojados este fin de semana

Tegucigalpa. Prensa Latina. | 20 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Cientos de familias fueron desalojadas del Valle del Aguán y de las tierras del norte de Honduras después del golpe de Estado de junio de 2009, según se informó aquí. Los casos más recientes ocurrieron este fin de semana, cuando efectivos del ejército y la policía expulsaron a los campesinos asentados en las comunidades La Trinidad, San Esteban, Despertar y San Isidro. "Los violentos desalojos han dejado en la intemperie a hombres, mujeres y niños, sin posibilidad siquiera de alimentarse", informó el diario El Libertador en su versión digital. Vecinos de la comunidad Guadalupe Carney dieron refugio de manera temporal a muchos de los desplazados, quienes necesitan con urgencia ropa, medicinas y alimentos. En el Aguán existe un conflicto desde que en los años 90 cuatro empresarios, a través de artimañas, corrupción y represión, se apoderaron de tierras entregadas a los labriegos, denunció Rafael Alegría, líder de Vía Campesina. "La ley de reforma agraria aprobada hace décadas prohíbe la venta de los terrenos adjudicados a través de esa norma, por lo que los terratenientes las poseen de forma ilegal y los campesinos luchan por recuperarlas", explicó. En abril pasado el gobierno firmó un acuerdo con el Movimiento Unificado de Campesinos del Aguán en virtud del cual les serían entregadas 11 mil hectáreas, sin embargo, hasta ahora no se ha hecho efectivo y siguen los desalojos. De acuerdo con Alegría, en esa zona alrededor de 25 personas fueron asesinadas por paramilitares y sicarios contratados por terratenientes, en tanto que otras fueron víctimas de golpizas y detenciones. Uno de los casos de mayor conmoción ocurrió el 15 de noviembre último cuando cinco campesinos murieron y varios resultaron heridos a manos de guardias privados de la finca El Tumbador, del departamento de Colón. "El aumento de la represión contra la población civil desarmada, que reclama sus derechos legítimos, se da con toda impunidad y con la complicidad de los medios de comunicación propiedad del gran capital", denunció el Frente Nacional de Resistencia Popular. El Frente, que agrupa a organizaciones sindicales, campesinas, académicas y a políticos progresistas, llamó a la comunidad internacional y a los organismos de derechos humanos a prestar atención a la escalada de violencia en el norte de Honduras.

Descarga la aplicación

en google play en google play