Escúchenos en línea

Continúan operativos antinarco en departamento guatemalteco

Guatemala. Prensa Latina. | 21 de Diciembre de 2010 a las 00:00
La remoción de todos los agentes policiales y la captura de 10 personas son hoy hechos significativos tras dos días de aplicación del estado de sitio en el departamento guatemalteco de Alta Verapaz. De acuerdo con el ministro de Gobernación, Carlos Menocal, los 325 miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) en esa demarcación fueron relevados y están sujetos a investigación, incluida la cúpula de ese cuerpo por incumplimiento de deberes. La PNC de Guatemala ha recibido señalamientos en numerosas ocasiones de agrupaciones de la sociedad civil de estar permeada, y en algunos casos controlada, por grupos del crimen organizado. Desde el inicio de operaciones conjuntas de la policía y el ejército el domingo pasado, cuando fue implantado el estado de sitio, ocho presuntos vinculados con el narcotráfico fueron arrestados y otros dos por portar armas de fuego. En el primero de los casos, cuatro de ellos fueron mencionados por su posible pertenencia a la banda de Los Zetas que utiliza ese territorio como puente de la droga hacia México y con destino a Estados Unidos. La medida en el norteño Alta Verapaz la dictó Colom para combatir al narcotráfico, el cual ejercía allá un control cada vez más creciente y devolver la gobernabilidad al departamento, así como la tranquilidad a sus habitantes acosados por las mafias. Colom reconoció que no es esa la única zona del país con tal problema, por lo cual dejó entrever la posibilidad de extender la medida a lugares como Petén, Zacapa, Izabal y San Marcos, donde es fuerte la presencia de Los Zetas. Reportes llegados a esta capital destacan la calma prevaleciente entre la población, pese a la intensa actividad de las fuerzas de seguridad próxima a las celebraciones navideñas, cuya mayoría expresa su acuerdo con esa decisión gubernamental. Sobre la participación de efectivos castrenses, el ministro de la Defensa Nacional, Abraham Valenzuela, confirmó el apoyo de medios aéreos para establecer el paradero de delincuentes escondidos en lugares poco accesibles por tierra. El vocero del Ejército, coronel Rony Urízar, calculó de 600 a 650 los elementos castrenses de unidades regulares de infantería los participantes en las operaciones junto con los agentes policiales. La vigencia del estado de sitio es por 30 días pero pueden ser prorrogables.

Descarga la aplicación

en google play en google play