Escúchenos en línea

Cable de WikiLeaks revela presiónes de embajada EU en caso contra McDonald's

San Salvador. Diario Co Latino. | 24 de Diciembre de 2010 a las 00:00
Según unos cables publicados en el periódico inglés, The Guardian, y provenientes de WikiLeaks, la Embajada de los Estados Unidos habría intervenido en el caso McDonald’s, cuyo proceso legal aún se encuentra en la Sala de lo Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). La presión ejercida estaba relacionada con la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC). El caso de McDonald’s llegó a los tribunales, luego de que la empresa demandara a Roberto Bukele, quien era el administrador de dichos restaurantes de comida rápida en territorio salvadoreño, por continuar utilizando el nombre de la empresa, luego de que la misma finiquitara la licencia de permiso. Sin embargo, y en vista de que la institución informó al empresario de la expiración de la licencia antes de lo previsto en el contrato, el caso dio un giro. El 7 de diciembre de 2005, un tribunal de apelaciones dictaminó que McDonald’s había terminado ilegalmente su contrato y, por lo tanto, le debía al empresario $24 millones en daños y perjuicios. Según los cables, la estrategia de la multinacional era “presionar a los salvadoreños para garantizar un juicio justo al vincular el caso a la implementación del CAFTA-DR”. Asimismo, señala un intento del embajador para convencer a los funcionarios del gobierno de la administración de Antonio Saca de la importancia de obtener “un juicio justo”. Presuntamente, la embajada estadounidense ejerció presión al ex Presidente de la CSJ, Agustín García Calderón. Para Roberto Bukele, quien presiona desde hace 15 años por la resolución del caso, los cables sólo respaldan sus declaraciones pública. “Comprueba de forma clara y contundente lo que mi persona denunció públicamente y en forma constante; al ex presidente de la Corte, Lic. Agustín García Calderón, de estar torciendo la justicia para favorecer a McDonald’s”, expresa Bukele en una carta enviada al actual presidente de la Corte, Belarmino Jaime. Parte de la presión de la empresa estaba relacionada a la intención de retener el proceso, hasta la siguientes elecciones, para tratar de evitar la presencia de una magistrada “partidaria del FMLN” ya que “su bien documentado antiamericanismo le impedirá conocer el caso con imparcialidad”. Bukele asegura que las revelaciones de dicha información han generado “indignación en los sectores políticos empresariales de la sociedad civil de este país”, quienes, según él, le llamaron para informarle de la publicación. También manifiesta que espera que las revelaciones sirvan de referencia a la Sala de lo Constitucional, para resolver el amparo, “incorrectamente presentado por McDonald’s”, con estricto apego a derecho y con “pronta y cumplida justicia”. Además, pide que se tome en cuenta que se presentó una revocatoria contra la admisión de dicho amparo, con fecha de 14 de octubre de este año, y la cual aún no ha sido resuelta.

Descarga la aplicación

en google play en google play