Escúchenos en línea

Oposición panameña denuncia autoritarismo de Martinelli

Panamá. AFP. | 7 de Enero de 2011 a las 00:00
Los cambios constitucionales relativos a la reelección que pretende el presidente panameño, Ricardo Martinelli, y la intención de aprobar una ley para encarcelar a quien ofenda al mandatario llevaron a la oposición a denunciar el creciente autoritarismo del oficialismo. "Todo esto es un paso más hacia el autoritarismo que busca Ricardo Martinelli", dijo a la AFP el líder del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD, socialdemócrata), Mitchel Doens. Para Doens, la Constitución panameña necesita "una reforma profunda" para reducir el "excesivo" presidencialismo que caracteriza al sistema político panameño, pero "Martinelli va caminando en la dirección contraria". El gobierno de Martinelli anunció que hará "profundas" y "puntuales" reformas a la Constitución panameña (que data de 1972) para acortar de diez a cinco años el período que debe transcurrir para que un presidente pueda aspirar a volver al poder. La presentación esta semana de otro proyecto, este de reelección inmediata, archivado por el Congreso de mayoría oficialista, y las iniciativas sobre la posibilidad de penar con cárcel los "ultrajes" al presidente siembran dudas en amplios sectores sobre las verdaderas intenciones del mandatario. El Congreso se apresta a discutir un proyecto que propone penas de hasta cuatro años de cárcel a quien "ofenda, ultraje o vilipendie públicamente" al presidente de la República. "No puede ser que todas las personas agarren y empiecen a escribir y empiecen a decir lo que les dé la gana y aquí nada pasa", justificó Martinelli, un magnate derechista y dueño de la mayor cadena de supermercados del país. "Todo esto está dentro del esquema mental de Martinelli de querer controlar absolutamente todo y obviamente un país no se maneja como si fuera un supermercado", dijo a la AFP el dirigente del democristiano Partido Popular Carlos González de la Lastra. Son varios los partidos políticos y sindicatos panameños que denuncian persecución gubernamental, en un país donde los Órganos del Estado y las principales instituciones están controladas por personas allegadas a Martinelli y sus negocios, aseguran los denunciantes. Las dudas se dispararon recientemente tras la aparición de cables de WikiLeaks que aseguran que el mandatario habría pedido ayuda a Estados Unidos para espiar a opositores e hipotéticos izquierdistas que pretendan desestabilizar el país. "Todavía estamos personas que vivimos y sufrimos la dictadra militar y que no vamos a permitir la violación de los derechos humanos", dijo de la Lastra. "Martinelli representa un sector de la sociedad y definitivamente tiene tendencias autoritarias", dijo el catedrático y analista internacional Marco Gandásegui, para quien Martinelli representa al capital nacional e internacional y su intención "es extender 5 años más su forma de gobernar". Sin embargo, Gandásegui cree que la opinión publica "se está cansando un poco de las salidas de Martinelli". Martinelli ganó en 2009 las elecciones obteniendo el 60% de los sufragios con un discurso populista de cambio "contra los políticos de siempre" y presentándose como el candidato que iba a "cambiar el péndulo ideológico" en la región al llevar la gestión empresarial a la forma de gobernar. "El día que salga (del poder) en el 2014 yo voy a ir a gozar la vida. Voy a irme con un legado de que yo cambié este país", dijo el presidente esta semana a la cadena Telemetro, pero de inmediato agregó "Pensar que voy regresar en el 2019 es un plazo de tiempo muy largo. Yo no creo (pero) no lo descarto".

Descarga la aplicación

en google play en google play