Escúchenos en línea

Crece envío de remesas hacia Honduras

Agencia PL. Desde Tegucigalpa. | 31 de Enero de 2007 a las 00:00
Durante los últimos cuatro años, el envío de remesas familiares a Honduras creció del 25 al 40 por ciento, lo cual mejoró las finanzas a nivel nacional, puntualizó leste miércoles a presidenta del Banco Central, Gabriela Núñez. Pero, expresó la funcionaria a la cadena de radio HRN, el aparente desarrollo crea una economía de espejismo al mantener una situación artificial en Honduras. De los 7,5 millones de habitantes (80 por ciento en condiciones de pobreza), al menos 20 mil intentan viajar ilegalmente cada año a Estados Unidos o hacia Europa, comentó. Sólo las remesas recibidas de los hondureños que viven en el país norteamericano ascendieron en el 2006 a dos mil 359 millones de dólares, superior a los mil 500 millones del año precedente. "La proyección gubernamental para el 2007 es que los envíos monetarios alcancen los tres mil millones de dólares", destacó. El Instituto Nacional de Estadísticas aseveró que 105 mil 839 familias (cuatro millones de personas), obtienen mensualidades de sus parientes en el extranjero. Añadió Núñez que de esa cantidad, unos 34 mil 425 hogares enfrentan la vida en condiciones miserables. "Ya sea legal o ilegal, cada hondureño manda alrededor de 240 dólares mensuales a sus allegados en este país centroamericano", confirmó. Núñez ratificó que el dinero se invierte generalmente en construcción o mejoras de vivienda, enseres del hogar, educación, salud, alimentación, vestuario o apertura de negocios. Alrededor de 20 hondureños intentan llegar cada día ilícitamente a Estados Unidos, donde residen 1,2 millones de nacionales, en su mayoría indocumentados. Cristóbal Romero, oficial de Emigración de Puerto Cortés, en el Caribe, abundó que al concluir 2006, cerca de 25 mil indocumentados fueron deportados por la Casa Blanca. Un promedio de nueve personas emigran cada hora de manera ilegal hacia la nación norteamericana, pero sólo el uno por ciento llega a su destino, constató. Cifras gubernamentales estimaron que en los años 2001 y 2002, respectivamente, salieron hacia Norteamérica sin papeles 45 mil hondureños, pero el número se duplicó a partir del 2003. Investigaciones estatales señalaron que en el 2004, cerca de 75 mil emigrantes fueron asaltados y robados en su ruta ilícita por México, cuyas víctimas perdieron tres mil dólares de manera individual y 225 mil en conjunto. Washington expulsó en el 2004 a nueve mil 397 hondureños y en el 2005 esa cantidad superó las 14 mil expulsiones. Más de 800 mil nacionales viven en Estados Unidos, de ellos 460 mil son residentes, 85 mil están protegidos bajo una ley temporal y 260 mil permanecen ilegales. Gran parte de los que logran pisar suelo estadounidense sufren el abandono, la discriminación, el pago de salarios bajos, la extorsión, la prostitución y otros vejámenes, según denuncias de organismos humanitarios.

Descarga la aplicación

en google play en google play