Escúchenos en línea

Denuncian a canciller tico y su vice, por sembrar terror en funcionarios

San José. Diario La Nación. | 18 de Abril de 2011 a las 00:00
Un informe técnico elaborado por la Auditoría Interna de la Cancillería detectó que dentro de este ministerio prevalece un ambiente de “terror”, enlazado a un “aumento de favoritismos” propiciados por la actual Administración. El texto se entregó al ministro de Relaciones Exteriores, René Castro, el 28 de febrero; mide el clima organizacional y recoge el sentir de empleados que también denuncian “malestar pues los puestos con mayor remuneración son ocupados por afinidad política”. “Algunos colaboradores son beneficiados con becas y nombramientos en el exterior; suele darse permiso por amistad, lo mismo con las vacaciones”, señala el texto. Además, como parte del informe, se indica que el 56% de los funcionarios está en una situación laboral de “precaución” y un 22% del personal se ubica en “peligro”. Mientras tanto, un 17% se encuentra en “precaución negativa”, y un 5% en “ equilibrio”. Dentro de las conclusiones se especifica que las autoridades de la Cancillería “no han logrado establecer un ambiente de control propicio” para fortalecer el sistema de trabajo interno. También se señala la falta de un “compromiso superior” con dicho control y la ausencia de un mecanismo que promueva una actitud positiva en el personal. El canciller René Castro calificó el resultado del informe de “duro” y dijo que pidió a los funcionarios hacer esfuerzos para aumentar la eficiencia con recursos limitados. Consultada sobre el reporte, Marta Núñez, viceministra administrativa de la Cancillería, aseguró que ya se analizan las recomendaciones con el Departamento de Recursos Humanos para aplicar medidas. Asimismo, Núñez negó que se esté favoreciendo a un grupo de empleados pues “hay procedimientos que se deben cumplir”. A criterio de la viceministra, el malestar corresponde a una situación que se ha vivido por muchos años dentro de la entidad. “Siempre son las mismas quejas. Los empleados siempre se quejan por los nombramientos. Todo el tiempo que tengo de estar ahí es parecido”, declaró Núñez. Además, el documento define como “emociones tóxicas” a la pereza, la envidia y el choteo, las cuales, según describe, son evidentes en la actitud de los empleados. Para reducir la presencia de esos síntomas, se aconseja mejorar el proceso de comunicación, brindar más oportunidades de capacitación a los empleados e integrar el personal del área administrativa con el del servicio exterior. A esos inconvenientes internos se suman las acusaciones de un grupo de diplomáticos del servicio interno, quienes reprueban a René Castro y al vicecanciller, Carlos Roverssi, por nombrar, según dicen, a personas allegadas en plazas destinadas a profesionales calificados. La denuncia la hizo el grupo anónimo Diplomáticos Unidos por medio de la red social Facebook. De acuerdo con los funcionarios, inicialmente se abrió un concurso con 20 plazas para el servicio exterior, en el que una comisión calificadora recomendó a 16 diplomáticos, pero solo se otorgaron plazas a cuatro de ellos. El resto de los espacios se “congelaron” a petición del canciller. Castro justificó su decisión como parte de las medidas que toma la Cancillería luego de firmar una directriz de reducción del gasto público con el ministro de Hacienda, Fernando Herrero. La viceministra Núñez destacó que tal página es anónima y que por ello “no tiene mayor atención”. Otra de las quejas de los diplomáticos tiene que ver con el presunto “mal trato” dado por Castro. La agrupación expresó que, en un encuentro con el titular de Relaciones Exteriores, este los “insultó”, al aducir “vagancia y poca experiencia en los funcionarios”. El jerarca negó las acusaciones y expresó que solo se limitó a informar a los empleados de las conclusiones del informe de la Auditoría. De igual manera, la viceministra argumentó que son unos “pocos funcionarios” los que critican la labor de la actual Administración, que en 15 días cumplirá su primer año frente al Ministerio. “Son unos pocos funcionarios que hacen bulla; pueden ser unos cinco o seis”, dijo Núñez, quien además rechazó la idea de un malestar general en contra del canciller. En relación con el ambiente que existe en la Casa Amarilla, una diputada del Partido Acción Ciudadana, Yolanda Acuña, le solicitó al canciller un informe sobre las acciones realizadas para solucionar los problemas. Luego de liderar las acciones del conflicto con Nicaragua, el canciller René Castro ahora tiene como reto mejorar el clima organizacional de la Casa Amarilla. A pocos días de cumplir un año de gestión, una lista de quejas en su contra le complican la tarea al canciller de estilo ‘ingenieril’.

Descarga la aplicación

en google play en google play