Escúchenos en línea

Operación de la Policía Nacional para repatriar a los marroquíes de ‘La Libertad’

Madrid. Agencias | 23 de Mayo de 2020 a las 14:35

Agentes de la Policía Nacional y de la Local se han personado en el pabellón de La Libertad para llevar a cabo una nueva repatriación de inmigrantes desde Ceuta a Marruecos. La operación, a diferencia de la que fue realizada este viernes, se ha llevado a cabo con mayor secretismo. Ya, poco antes de las ocho de la tarde, se han personado en las instalaciones cuantiosas patrullas de la Policía cuyos agentes han accedido al interior del pabellón para proceder a preparar esta repatriación. Se pretende que pueda realizarse esta operación sin problemas.

En un autobús van a ser trasladados los marroquíes que hay allí acogidos hasta la frontera, desde donde se procederá a su entrega a Marruecos. La Policía Nacional, al igual que hizo el pasado viernes, tiene que proceder primero a su identificación para subirlos después al bus que procederá a su entrada en la frontera del Tarajal y posterior entrega a Marruecos. Todo esto es lo que está previsto, salvo algún imprevisto de última hora que lo impida pero todos los ‘actores’ están preparados para ello.

Hasta el pabellón de La Libertad están llegando marroquíes de otros puntos de la ciudad con sus maletas, estableciéndose este lugar como punto de recogida. La vía principal de acceso a la barriada de Varela-Valiño la han cortado al tránsito circulatorio normal a la espera de la llegada de los autobuses.

Agentes de la Brigada de Extranjería se encargan de cotejar identidades de acuerdo a la lista que tienen para la repatriación puesta en marcha.

En este caso concreto sí que las identificaciones de las personas se hacen con las que corresponden a los que están en el propio pabellón. Esta misma mañana la Ciudad había confiado en que la Delegación se comprometiera a dar este paso, después de la polémica suscitada porque los traslados de los 190 marroquíes habían sido solo de las personas que quiso Marruecos, sin concretar las de otras listas que ya estaban identificados y que se corresponden con personas que hasta la fecha estaban escondidas en el puerto de Ceuta con la intención de viajar a la Península.

Los inmigrantes marroquíes van a romper antes el ayuno, en este final casi de Ramadán. De hecho se han preparado varios autobuses para su traslado y se ha incluido comida para que puedan alimentarse antes de cruzar la frontera con Marruecos y regresar a su país, tras la primera salida de los 190. Los componentes de la Brigada de Extranjería tienen que cotejar uno por uno a cada persona que se suba en el bus, de la misma empresa que hizo la repatriación el viernes, Rico Bus, ya que no se ha podido contar con la de Hadú-Almadraba, en pleno plante por no cobrar las nóminas.


Descarga la aplicación

en google play en google play